Por suerte!

Eso de que ya vemos que no ha terminado con los libros en papel se lo cuentas a todas las librerías que han cerrado e imprentas.
El libro en papel ha quedado de forms testimonial al igual que la fotografía analógica.

Pero ese era solo el medio en que se ponía el contenido. Ahora es el contenido mismo y sus creadores quienes se van a ver afectados.

Y si se van a ver afectados y mucho, pero también los médicos, los profesionales de todo tipo…

Malos tiempos para los que tienen que ganarse el.pan con su trabajo.

1 me gusta

Joder!