La regla de los tercios. Taller 2

por Storm

NOOoo!! no te tires por la gloria de tu madr...-escultura_cac.jpg
Antes de nada se advierte al lector de que este taller/tutorial está dirigido a principiantes, por lo que la mayor parte del contenido podrá parecer trivial a aquellos de vosotros que lleven algún tiempo viendo y haciendo fotografías. El objetivo del mismo es presentar y discutir la regla de los tercios como herramienta de composición en fotografía y proponer algunos ejercicios prácticos para aprender a utilizarla en nuestro beneficio.

¿Qué es la regla de los tercios?

Siempre es conveniente tener clara la definición de aquello de lo que estamos hablando. En este caso permitidme que en lugar de definir yo la regla de los tercios recurra a la wikipedia…

“la regla de los tercios divide a una imagen en nueve partes iguales. Éstas están divididas por dos líneas imaginarias iguales de forma horizontal y dos más de forma vertical. Los cuatro puntos formados por las intersecciones de esas líneas pueden ser usados para efectos de alineación en fotografía.”

¡Woah! Está claro ¿verdad? Por si hay alguien más entre el público al que le pase lo que a mí y prefiera ver las cosas (al fin y al cabo nuestro interés son las imágenes) vamos a poner a continuación dos ejemplos de lienzo en los que esas líneas no sean imaginarias y podamos verlas.

NOOoo!! no te tires por la gloria de tu madr...-esquemahorizontal.jpgNOOoo!! no te tires por la gloria de tu madr...-esquemavertical.jpg

Pues bien, lo que nos dice la regla de los tercios es que podemos utilizar esas líneas y las intersecciones entre las mismas para guiar la composición de nuestras imágenes.

¿Cómo se utiliza la regla de los tercios?

Hasta ahora sólo hemos hablado de líneas imaginarias en imágenes imaginarias la pregunta obvia es ¿qué hacer con esas líneas? Pues bien, el fundamento práctico de la regla de los tercios es colocar elementos importantes de nuestras fotografías en esas líneas imaginarias o en la intersección de las mismas. De esta forma conseguimos composiciones más equilibradas, dinámicas y atractivas visualmente.
De nuevo, mejor pasamos a ver algunos ejemplos para tenerlo más claro, pasaremos de lo más sencillito a lo más complejo.

NOOoo!! no te tires por la gloria de tu madr...-asturias1-tercios.jpg
En la fotografía anterior el horizonte coincide con el tercio horizontal superior mientras que la construcción está situada en una intersección de tercios (a estas intersecciones se las llama “puntos de interés”)

NOOoo!! no te tires por la gloria de tu madr...-caidaromaii-tercios.jpg

En esta otra fotografía la columna está situada siguiendo un tercio vertical y además la basa comienza sobre el tercio horizontal, quedando en la intersección de ambos el pedestal que sostiene la columna.

NOOoo!! no te tires por la gloria de tu madr...-camerino-tercios.jpg

En esta tercera foto titulada “camerino” hay varias cosas a las que atender.

  • El mimo está situado sobre un tercio vertical.
  • Su cuerpo comienza en una intersección de tercios
  • Su cara, donde se desarrolla parte importante de la imagen (el maquillaje), está situada en otro punto de interés
  • Las flores, decoración del hipotético camerino, están situadas también en un centro de interés.

Entonces ¿qué tengo que colocar en los tercios?

NOOoo!! no te tires por la gloria de tu madr...-cielo_abierto-tercios.jpg
Las intersecciones de los tercios las utilizaremos para situar en ellas elementos destacables de la fotografía, como en este ejemplo.

Una de las respuestas más inmediatas es colocar en un tercio horizontal el horizonte en un paisaje. Si queremos darle más protagonismo al cielo pondremos el horizonte en el tercio inferior y si por el contrario es la superficie (tierra, mar…) lo que queremos enfatizar colocaremos el horizonte en el tercio superior.

En retratos suelen colocarse los ojos a la altura del tercio superior.

En una fotografía con una persona pero que muestre el entorno podemos situarla usando un tercio vertical.

Pero ¿por qué los tercios?

La regla de los tercios no me la he inventado yo, ni siquiera se ha inventado con la fotografía, es una regla de composición que ya se utilizaba en pintura. Mirad este famoso cuadro de Dalí “muchacha en la ventana”.

NOOoo!! no te tires por la gloria de tu madr...-dali-muchacha_en_la_ventana.jpg

Bonito ¿no es cierto? A estas alturas ya os habréis fijado en algunos detalles, pero por si acaso vamos a pintarle las líneas rojas:
NOOoo!! no te tires por la gloria de tu madr...-dali-muchacha_en_la_ventana-tercios.jpg

Ya lo veis, el horizonte del paisaje está en el tercio superior, la ventana comienza en el tercio inferior y en el izquierdo, la muchacha descansa sobre el tercio vertical derecho y sí, su trasero coincide sospechosamente con una intersección de tercios, lo que nos da una idea de lo que el amigo Salvador entendía por “punto de interés”.

Aún así podéis preguntaros por qué tercios y no cuartos o quintos. Bueno, la regla de los tercios es en realidad un truco. Es una aproximación muy fácil de ver de la sección aúrea, proporción que se ha utilizado en arte desde los tiempos de los griegos. Se puede leer mucho y muy interesante sobre la sección aúrea y su aplicación en fotografía en este hilo del amigo Eternauta:

http://www.ojodigital.com/foro/tutoriales/24464-la-proporcion-aurea-en-fotografia.html

La historia de la sección aúrea es muy interesante pero queda fuera de las pretensiones de este tutorial así que os animo a los interesados a que os leáis el enlace propuesto y sigáis investigando a partir de ahí.

Me tomaré la licencia – y que me perdonen los puristas – de decir que la regla de los tercios es una manera de huir del centrado como esquema compositivo, que por obvio y recurrente acaba siendo en cierta manera burdo. La regla de los tercios nos ayuda, al acercarnos a la proporción aúrea, a dotar a nuestras composiciones de unas proporciones que resultan agradables y atractivas a la vista.

Las fotografías no van a ser mejores o peores por el simple hecho de utilizar un esquema compositivo concreto, ya sean los tercios, la sección aúrea o raiz-de-cinco. Lo importante es conocer estos esquemas para poder aplicarlos en las situaciones oportunas.
La regla de los tercios es una técnica sencilla, y efectiva, pero no lo es todo en fotografía. No es una LEY, es una herramienta que puede ayudarnos a resolver muchas composiciones, pero como herramienta no nos servirá para arreglarlo todo. No siempre hay que huir, por ejemplo, de centrar un motivo concreto en una fotografía: el centrado es un recurso compositivo tanto o más importante que este que nos ocupa. Y además las reglas ya se sabe que existen para que podamos romperlas.

Consejos:

  • El próximo día que salgas a la calle con la cámara prueba a hacer una cosa: cada vez que tires una foto haz un encuadre centrado y otro que siga las directrices de la regla de los tercios. Así podrás comparar las dos versiones y advertir las diferencias.

NOOoo!! no te tires por la gloria de tu madr...-rejilla.miniatura.jpg- Si quieres ver en Photoshop una rejilla como las de las fotos de los ejemplos haz lo siguiente (versión CS4 en inglés):

Menú Edit -> Preferences ->Guides, Grid & Slices

Y en la sección “Grid” elige gridline every “33,33” percent y subdivisons 1, tal y como muestra la siguiente captura de pantalla (robada de jggweb.com).

  • Si tienes una compacta o utilizas el modo “Live View” de tu reflex puedes pintar las líneas de los tercios en un adhesivo/protector para la pantalla y así tenerlo siempre presente. Hay cámaras que incluso permiten superponer unas líneas directamente en la imagen. Con el tiempo de todas formas te saldrá sin pensarlo.

Ejercicios:

  • ¡Ya basta de leer! El movimiento se demuestra andando así que aquí van algunos ejercicios para que practiqueis la composición siguiendo la regla de los tercios:

Ejercicio 1. Dirígete a tu paisaje favorito y realiza tres fotografias: una con el horizonte centrado, otra con colocándolo en el tercio inferior y otra en el superior.
Ejercicio 2. En ese mismo paraje, o en otro, introduce algún elemento vertical (una montaña, un árbol…) en un tercio vertical.
Ejercicio 3. Realiza un retrato colocando los ojos del retratado en un tercio.
Ejercicio 4. Haz una foto en la que haya un elemento destacado y sitúalo en un punto de interés.
Ejercicio 5. Realiza una foto en la que creas que la mejor opción es centrar el motivo de la foto y argumenta por qué. (Puede ser cualquier cosa, un horizonte centrado, una persona en la calle centrada en el encuadre, un bodegón…)
Ejercicio 6. Este es para nota. “tercios dentro de tercios” lo podríamos llamar. La regla de los tercios divide la imagen en nueve partes iguales. Pero hay veces que las propias líneas del sujeto fotografiado forman una subdivisión, o en las que hay partes dentro de las partes. ¿Serías capaz, de realizar una composición que cumpla la regla de los tercios y que contenga a la vez una composición? ¡Que lío!. Mirad esto:
NOOoo!! no te tires por la gloria de tu madr...-terciosentercios.jpg

En esta fotografía la composición principal cumple la regla de los tercios, y si nos fijamos sólo en el reflejo el paisaje ¡también la cumple!.
Otra foto válida sería por ejemplo una foto del cuadro de Dalí del que hablábamos antes colocado en un punto de interés de la foto (el propio cuadro ya cumple la regla). Podéis hacer cualquier cosa, aprovechar elementos de un paisaje, un bodegón, el reflejo de un espejo…Lo que más os motive a darle una vuelta de tuerca más a la composición ¿os atrevéis?

Nada más por mi parte, haced cualquier pregunta que queráis, puntualizad aquello en lo que esté equivocado, quejaos amargamente por lo mal que escribo… aquí estaré para contestar. Y aquellos de vosotros que hagais los ejercicios subidlos al hilo que corresponda y estaré encantado de comentarlos y discutirlos.
Los que tengáis más interés en temas compositivos no dejéis de leer el enlace que propuse de Eternauta y googlead libremente “proporción aúrea”, “lógica visual”…

Saludos

Storm.