Canta, oh musa. Historias de un lugar que hemos llamado Grecia

4 Me gusta

Bonita reportage.
Un saludo.

1 me gusta

Muchas gracias Gentxo.
Me gusta pensar, y al menos con esa intención ordené las imágenes, que además de un reportaje sobre el sitio forman una historia entre ellas, es decir, que crean una secuencia más o menos interpretable.

No me ha disgustado el contemplar ta buen reportaje, he disfrutado de él.

Saludos.

1 me gusta

Me gusta mucho la serie. He intentado entender la historia que dices y algo voy hilando pero no al 100%.
Esta serie me ha recordado a una serie que tengo y puse en la anterior web de Ojodigital, se llama Ann Shadows. Igual la vuelvo a postear un día.

1 me gusta

Muchas gracias por los comentarios, @Pedro y @Almaro.

Añado unos comentarios sobre la serie que creo que pueden aclarar algunas cosas y aportar algún valor añadido.
El orden de las imágenes lo he elegido con la intención de que dialogaran unas con otras y formaran una secuencia. La mujer que descubre que alguien la está mirando, el ataque de éste, el pequeño Eros (Cupido en Roma) observando la escena (hay que señalar que Eros no se entendía a la manera de hoy en día como algo propio del amor romántico, sino que hacía referencia al puro deseo). Y ello en el contexto de un caos más grande, el el ataque que sufre una ciudad. La última imagen, que llama la atención por lo diferente de las otras, quería remover y chocar a quien la mirase, pues desde mi punto de vista no se trata de otra cosa sino de la muerte observando todo, la única de todos los personajes que no ha desaparecido desde entonces.
Al mismo tiempo, quería construir esa narración con elementos que en realidad no tienen esa relación entre sí, pues cada escultura está dedicada a un tema y en muchas ocasiones hay siglos entre ellas.
El título “un lugar que hemos llamado Grecia” y no simplemente “Historias de Grecia”, quiere remarcar el hecho de que la serie está hecha con fotografías realizadas en un museo en el que se albergan copias realizadas en el siglo XIX para los estudiantes de arte, pero al mismo tiempo, las originales, en su mayoría albergadas por los Museos Vaticanos, también eran en su día copias realizadas por artistas romanos de originales griegos que hoy se han perdido. Esas copias se hicieron en materiales que resultaron blancos y puros, pero se sabe que las originales griegas estaban pintadas de diferentes colores. Con “un lugar que hemos llamado Grecia” quería plantear la idea de que la imagen que tenemos de esa época nos ha venido dada muchas por un medio indirecto, y que la hemos ido construyendo nosotros más que descubriendo. Además, al tratarse de copias de copias, me parecía que era una buena manera de introducir una reflexión particular sobre la originalidad.

Espero que este comentario pueda resultar útil a quien se acerque a ver la serie.

2 Me gusta

No la había visto.
Me parece una gran serie, con una temática concreta y muy bien expuesta.

1 me gusta

Magnifica serie, parece que posan para ti. Luz, contraste excelente.

La explicación y criterio de exposición, genial :ok_hand:

Saludos

1 me gusta

Gracias por pasaros y comentar, @ariznaf y @Salvador!