Extraído del libro de Tino Soriano "Ayudame a mirar"

Extraído del libro de Tino Soriano “Ayudame a mirar” que estoy leyendo estos dias.

¿Que opináis al respecto?

Totalmente de acuerdo. Y es un pozo donde es muy fácil caer. Al final, lo que cuenta es apartarse de lo convencional, de los caminos trillados, para encontrar una forma de expresión propia (tampoco sirve el extremo contrario, hacer cosas “raras” solo porque son raras). O sea, un equilibrio entre el academicismo preocupado solo por los aspectos técnicos y el desprecio de cualquier norma: la técnica ha de estar al servicio de la fotografía y no a la inversa.

Pues depende de las aspiraciones de cada uno.

Si uno quiere ser un artista pues puede que sí, que lo de apartarse de los caminos trillados y buscar tu propia forma de expresar esté muy bien.
Aunque es fácil caer en el error de creer que por saltarse las normas uno ya es un artista.

Si uno es un fotógrafo comercial pues seguramente se espere de él el que haga las fotos con una buena técnica en la mayoría de las ocasiones y en sus circunstancias (no es lo mismo será lo mismo ser fotógrafo deportivo que de bodas) y que deje los experimentos para su casa o su propio disfrute.

Yo más bien creo que uno tiene que aprender bien la técnica en muchos aspectos y una vez que la tienes bien interiorizada será cuando puedes prescindir de determinadas cosas y hacer la foto sin ocuparte tanto de la técnica, simplemente porque te saldrá sola.

Y aún estoy en el proceso de interiorizar la técnica y no pretendo ser ningún artista, así que me conformo con emplearla correctamente, aunque en algunas ocasiones me salte cosas para tratar de experimentar.

Para completar copio y pego este párrafo de un articulo de Jose Benito Ruiz y Cesar Casona.

El fotógrafo, en su evolución, va avanzando desde el realismo a la abstracción y posteriormente al simbolismo, por lo general desde la fase documental hasta la fase estética, para acabar profundizando en la importancia del mensaje.

@ariznaf, evidentemente cada uno tiene sus aspiraciones, pero posiblemente sea aspiración de todos ser cada día mejor fotógrafos. No se tu caso, pero creo que la mayoría somos aficionados, es decir, ni hacemos bodas, ni reportajes deportivos, ni nada por lo que cobremos dinero, es decir, fotografiamos para nosotros mismos.

No se trata de saltarse las normas para creerte que eres un artista, se trata de que no limites ni supedites el mensaje que quieres reflejar por no saltarte las reglas. Si tu mensaje llega y ademas técnica y estéticamente también cumple, pues sería lo perfecto, pero cuanto tienes que elegir, el orden debería ser Primero el mensaje, luego la estética y por ultimo la técnica.

Ser fotógrafo no tiene por qué ser lo mismo que ser artista.
Tampoco creo que el simbolismo o la abstracción sean la aspiración de todos.

Hay a quien le gusta el realismo. De hecho a mi me gustan bastante más en términos generales los cuadros clásicos que muchas de las abstracciones y simbolismos modernos.

Sí, las reglas está ahí primero para aprenderlas y practicarlas y cuando ya las tienes interiorizadas te las saltas si lo consideras oportuno, en eso completamente de acuerdo.

Lo de que el mensaje llegue o no (a unos llegará más que a otros) es como la fórmula del éxito de una canción: nadie la sabe con certeza, sino repetiría éxito tras éxito.

Opino justo al contrario: primero la técnica y una vez que eso está controlado, ya te ocupas de la estética y el mensaje (no siempre en ese orden, hay fotos meramente estéticas que no pretenden ningún mensaje concreto ni nada trascendente).

1 me gusta

Totalmente de acuerdo, en ningún momento se ha dicho nada de ser artista, solo de ser mejor fotógrafo. En este sentido recomiendo el libro de Eduardo Momeñe. Para mi la fotografía no es arte, aunque haya disciplinas artísticas que usan la fotografía.

Lo que se esta exponiendo aquí es la evolución lógica que suelen tener los fotógrafos, primero nos centramos en la técnica, una vez mas o menos dominada, cosa que ocurre con cierta rapidez cuando te gusta mucho este mundo, buscas componer bien y conseguir una estética, esto suele costar mas, ya que no se aprende leyendo el manual de la camara, pero cuando eres capaz de conseguir un nivel, es cuando buscas el mensaje.

Yo tuve una crisis en esta afición por que todo lo que hacía era mas o menos bonito, pero vacío. Me cansaba de salir a hacer fotos y de pasar horas delante del ordenador intentando conseguir mediante procesados lo que nunca tendría la foto, por que ya se hizo vacía de contenido. Deje casi de fotografiar para pasar poco a poco a ver fotografías, muchas fotos de los grandes y de los no tan grandes, de los buenos y de los muy buenos, y también de los menos buenos. Ahora salgo y mucho a fotografiar, por que ahora que se lo que busco cuando salgo con la cámara y me lo paso en grande. Aunque cuando suba aqui la foto, no guste ni a un 10% de los compañeros.

De todas formas no son posturas opuestas, este es mi camino, lo que me gusta, y me parece genial que el tuyo sea otro distinto.

Un comentario a lo que dices, igual me equivoco, pero creo que el realismo no esta reñido ni con las abstracciones ni con los simbolismos, son conceptos compatibles aunque no siempre se den juntos.

1 me gusta

Imagino que me influye mucho la formación artística, en una época en la que el academicismo y lo convencional eran el coco y cualquier cosa con apariencia de original, un objetivo válido sin más. Ciertamente, sin una mínima base técnica, no hay expresión que valga; plenamente de acuerdo. Pero sólo con rudimentos técnicos tampoco se llega muy lejos. Lo dicho: la técnica ha de estar al servicio de la fotografía y no la fotografía al de la técnica.
Ahora bien, como las cuestiones artísticas y expresivas son esencialmente subjetivas y personales, lo que yo busco en el Foro es sobre todo la valoración de aspectos y procedimientos técnicos, por supuesto de forma constructiva.

Interesante tema el que has sacado, Alberto, y también muy analizado en el muno de la fotografía y del arte en general.
Cuando pienso en esta discusión me viene a la cabeza la sintaxis en el lenguaje. Hay escritores que han cuidado su forma de expresión, siendo clásica, pero sin que eso les impidiera expresar el mensaje que querían. Otros han necesitado hacer un uso del lenguaje, escribiendo con expresiones, pongamos “de la calle”, impropias de una persona culta y no por eso su mensaje ha perdido fuerza, al contrario. Tanto unos como otros sabían sintaxis (como construir las frases de su idioma correctamente) pero en determinados momentos, se saltaban esas normas porque consideraban que entorpecían el desarrollo de su obra.
Todos estos artistas, conocían su oficio, se habían formado en la ortodoxia, aunque llegado el momento se la saltaran porque consideraban que les limitaba. Así surgieron todas las vanguardias del siglo pasado. En pintura, se empezó a plasmar lo que se sentía y no lo que se veía; de ahí que los profanos digan que los pintores esos no sabían pintar.
El que se inicia en cualquiera de las artes (gráficas, literarias, escultóricas, cinematográficas, etc.) debe formarse técnicamente, porque sólo conociendo la ortodoxia se puede llegar a ser heterodoxo. Cuando uno conoce su oficio, es cuando tiene los recursos necesarios para poder expresarse y eso incluye saltarse las reglas que ya conoce, porque para saltarse una “regla” tienes que saber que te la estás saltando y para eso hay que conocerla.
Otra cosa es la sensación que tú tienes (y que yo comparto contigo) de que la mayoría de las fotos que vemos son técnicamente correctas, pero no te dicen nada. Esa es otra cuestión, ya no hablamos de la técnica sino del “tema”, como tú me decías un día: ¡ya está bien de postales!
SI te apartas de la forma en que se expresa la mayoría (totalmente lícita, ¡faltaría más!) te arriesgas a ser menos entendido porque tu forma de expresión se hace más particular y, por tanto, menos general y compresible. Ojo, hacerte incompresible no te convierte en alguien valioso.
Estoy convencido que la única forma de progresar en la fotografía que cada uno queremos hacer (sin pretender llegar a ser un verdadero artista que aporte algo original) es conocer lo que otros han hecho antes que tú. Cuando ya conocemos ese legado, entonces muy pocos están capacitados para aportar algo valioso y original, la mayoría acabaremos copiando sin querer lo que más nos ha gustado … pero no sentiremos a gusto y disfrutaremos de nuestra afición, ¡que no es poco!
Permíteme que termine dejándote un resumen de un libro que leí el año pasado, se titula:
“PIENSA COMO UN ARTISTA” de Will Gompertz del que extraje una serie de sentencias que me parecieron valiosas:

  1. La CONFIANZA es fundamental.
  2. Experimentar grandes decepciones creativas es algo normal y necesario.
  3. El fracaso es una parte más del proceso creativo.
  4. Si no triunfas, no intentes hacer lo mismo de nuevo.
  5. Un estilo y técnica característico no se consigue fácilmente.
  6. Hay que repetir el ciclo de experimentación, creación y corrección.
  7. A través de la tenacidad y la aplicación se alcanza la lucidez.
  8. Si uno no se toma en serio, nadie lo hará.
  9. Las combinaciones inusuales de lo nuevo y lo viejo, estimulan la aparición de ideas originales.
  10. La originalidad pura no existe.
  11. La melancolía es el más legítimo de todos los tonos poéticos.
  12. Hay que cuestionarlo todo.
  13. No hay respuestas concretas.
  14. Lo reflexionado, transmite.
  15. Hay que pensar en el conjunto y en el detalle.
  16. La creatividad necesita coraje y un salto de fe.
  17. La humildad es un freno para la creatividad.
  18. La inspiración no llega, hay que ir por ella.

Un saludo y perdona por haberme extendido tanto.

1 me gusta

Comparto prácticamente todo lo que has escrito. Yo soy el primero en decir, que conocer la técnica es lo primero, es por donde pasamos todos, sin eso no llegas ni al segundo escalón. Pero es una evolución y una vez que, mas o menos se domina la técnica (ojo, la técnica fotográfica, no el photoshop) es cuando empiezas a buscar la estética y posteriormente el mensaje.

El tema de las reglas en fotografía, sobre todo en lo referente a reglas de composición, eso de conocerlas bien para luego romperlas, pues estoy muy de acuerdo con lo que dice Jose Benito Ruiz, no hay reglas, hay elementos o recursos compositivos que te ayudan a tener un lenguaje visual determinado, pero reglas ninguna.
Creo que no es la primera vez que comparto este vídeo del curso Un Año de fotografía, (todo el curso es brutal, son un montón de vídeos, pero los dos dedicados a composición son la leche)

Si no queréis verlo entero, lo cual seria deseable, al menos id al minuto 00.12.29.

Los recuerdo, incluso los conservo en un disco duro; es un material al que hay que volver incesantemente porque en cada visita descubres algo que se te pasó o que en su momento no supiste valorar.
SL2.